More fun with Tito

Tito Charkito da mucha hueva.

Menos Charko
Más Nachón

Piquenle a las fotitos pa'verlas mejor



Por 15 metros

Nunca he entendido por que la gente es así.

Anoche reporteros de Telerisa que seguían la gira de López Obrador (nuestro Mesias Tropical) se estamparon contra una camioneta que transportaba garrafones de agua en la carretera Villahermosa-Nacajuca, en el madrazo falleció el camarógrafo Ramón Manjarrez y quedaron heridos el reportero Arturo Cerda, el camarógrafo Ricardo Bravo y el asistente Erik Toledano. Todo este desmadre porque al carnalito que iba manejando se le hizo que iban muy lejos del contingente y valiendole madre la vida de los compañeros intentó rebasar a un automóvil que iba adelante, mala idea cuando vas en carretera, ya que generalmente se tratan de pistas de un solo carril tanto de ida como de regreso.

Yo mismo fui testigo de un accidente similar hace pocos días, en la carretera Mexico-Pachuca. Resulta que a un automovilista se le hizo que el autobús en el que yo viajaba iba muy despacio, tons al igual que el compadrito ya mencionado, intentó rebasarlo y cual es su sorpresa al ver que un trailer venía en el carril de contraflujo, el madrazo se escucho bien cabrón, dudo que los del automóvil hayan salido ilesos; es más, dudo que no haya habido muertos.

Muertes como esas deveras me emputan, tal vez tanto como las muertes por sobre dosis o por congestiones alcohólicas. Se me hace completamente estúpido que por avanzar 5, 10 15 o si queren hasta 20 0 30 metros arriesgues no solo tu vida, sino la de tus acompañantes, que a lo mejor les cagaba tanto como a mi ese tipo de acciones. Entiendo que a veces es desesperante que el autobús de enfrente vaya a 30 por hora ¡Pero carajo! ¿Tanto como para poner en riesgo tu salud o la de otros?

Esa misma actitud se repite en la ciudad, en las calles y avenidas. Gente pendeja que por avanzar una cuadra se pasan los altos, sólo para que en la siguiente esquina otro semáforo en rojo los detenga. Aquella gente estúpida que no entiende que la luz preventiva no se creó para que aceleres y te de chace de pasar, sino para que disminyas la velocidad y alcances a frenar en el lugar adecuado y no medio coche sobre el paso peatonal.

Enserio chavos, no mamen. Si les vale reberendo pibote su vida, porfa please, tengan un poco de consideración por la de los samaritanos que cruzamos avenidas y tomamos carreteras no por mero gusto, sino porque nos es necesario. A ver ¿Con que cara va a ver este pinche camarografillo a la familia del otro que se quebró, si ya todo mundo publicó que él iba manejando? ¿Qué se sentirá que tú, que tomaste la desición de rebasar donde no debías, sigues vivito y coleando y otro carnal que ni la debía ni la temía ya colgó los tenis?

En homenaje póstumo a Galo Gómez

...En la parte final de su texto, que la familia de Galo no quiso que apareciera como epílogo de Días de Coraje, Avilés, después de recordar el maltrato que sufrió su amigo en Reforma y Milenio, publicaciones financiadas con capitales del Grupo Monterrey, afirmó que en los rótulos de las calles donde se produjo el “accidente”, Galo dejó escrito su recado póstumo:

“… en Obrero Mundial y Monterrey, colonia Roma. Sus ideales socialistas, sus verdugos neoliberales y el nombre de la única ciudad que pisó en Europa. Todo junto…”

En tu conciencia quedará Ciro... Pobre de tí

Geek Evangelista

Piquenle para que se haga grande



Por cierto, detesto Star Wars

We miss you Tatita

En merecido homenaje a quién nos hizo reir y llorar (de la risa), te extrañamos Tata.


Del helado con dos gustos y los paises tercermundistas

A ver, primero intentaré dejar claro que significa aquello de los dos gustos.

Según entiendo, aplicado al honorable oficio de la heladería, dos gustos es como pedir dos bolas de sabores diferentes. Según se dice aquí los habitantes de Montreal han sido durante siglos limitados sepa usted si por gobiernos autoritaristas o conformismo histórico a degustar en un mismo vasito solo una bola de helado (un gusto), lo cual me parece (en cualquiera de los dos casos) un hecho abrumador.

Al igual que ustedes yo también supuse que se estaría hablando de otro Montreal, tal vez alguna región olvidada al sur de África o cerca de donde encontraron a los pescadores caníbales ¿Cómo era posible que en un País tan desarrollado culturalmente como lo es Canadá, la gente se viera sometida o resignada a solo embutirse una sola bolita de helado? Cual sería mi sorpresa al hacer investigaciones serias (porque este caso en particular me lo exigía) y enterarme de que efectivamente, se trataba de Montreal, Canadá.

Por años hemos sido catalogados como un País si no Tercermundista, sí al menos muy cerca de serlo. Sin embargo en este País jodido, en donde la democracia vale para pura madre; donde nos burlamos de las cosas mas serias como el fut bol, el Gobierno, la Patria, las Instituciones, la muerte y hasta la madre, nunca, por ningún motivo, nos quedamos con el anotojo de una bolita más de helado.

Puede que en Canadá puedas dormir dejando tu casa abierta y sin miedo a que alguien entre y se robe algo, pero ¿qué setido tiene esto si no hay bolita extra que te roben? Por eso desde aquí, este cuchitril, yo le propongo a este o al siguiente Presidente de México, que antes de enviar jardineros a los Estados Unidos envié paleteros a Montreal, para que instruyan a esa pobre gente que vive en la desdicha de "un solo gusto por vasito" y se pueda lograr una sociedad plena, con todos los gustos que quieran (de todos modos pocos somos los que soportamos más de tres). Así y solo así tal vez Canadá vuelva a ser ese destino con el que sueño todas las noches (menos cuando sueño con un helado de tres bolas), ese lugar mágico al norte en donde todas mis esperanzas de un futuro en paz y tranquilidad recaen, además de que Santa Claus llega más rápido.

Por eso he decidido sumarme al movimiento que estos inovadores chicos han inciado, como un miembro activo de la cruzada 1H=2G. (sin necesidad de subir paginitas melancólicas con analogías pedorras de lágrima como el pelonchas Dehesa)


Dos velitas

Parece que fue ayer... este blog chaquetín cumple 2 años, para celebrarlo tenemos nuevo template.

Teoría

Nada es absoluto, todo es relativo, por lo tanto mi teoría es relativamente cierta (también es relativamente cierto que mi teoría es relativamente cierta).

El otro día platicaba con Flaca y como casi siempre salió a colación el tema que nos ha llevado a feroces debates: ¿Qué es más chingón, la teoría o la práctica?

Siempre he pensado que la práctica le parte la madre relativamente fácil a la teoría, sin embargo reconosco que esta última tiene suficiente grado de importancia, digamos que para mi la tería son las palabras y la práctica los hechos, en eso radica mi principal argumento a favor de la experimentación. Hay muchas cosas que jamás habría aprendido y mucho menos comprendido (que no son la misma cosa) de no haberlas experimentado, de haber sido mas crédulo durante mi infancia viviría aún engañado sobre muchos aspectos de esta vida.

Defiendo el derecho de la gente a pensar como quiera y a comprender el mundo a su antojo, sin embargo para mi el sentido común (la cruda realidad) siempre se va a imponer sobre cualquier interpretación. Hay que cosas que son simplemente porque son, recibir una pedrada duele independientemente de que te imagines o quieras pensar que no es así. Es precisamente en este punto en donde siempre empieza la discusión.

Ejemplos ñoños como el vaso medio lleno o medio vacío son los que nos llevan a años y años de pérdida de tiempo, tan simple que es decir "es un pinche vaso con agua a la mitad y si le doy un trago va a estar mas vacío y si le pongo más agua va a estar mas lleno", para eso ya alguna persona se reventó la cabeza inventando el término medio, con una chingada. Tenemos suficientes problemas por resolver, pero como la gente prefiere perder el tiempo teorizando en lugar de experimentar y obtener el resultado de chingadazo pasan los años y seguimos lidiando con los mismos pedos. ¿A poco ustedes creen que la cura contra el SIDA se va a encontrar nomás pensando en como curarlo? Ni madres!!

Por eso propongo desde aquí, su humilde changarro que contratemos tragafuegos de semáforos y enanos toreros y tomemos la Facultad de Filosofía, quememos a todos los catedráticos y encerremos a los estudiantes en campos de concentración, donde todos los días escucharán rolas de Rockdrigo González mientras mastican huesos de pollo.

No es cierto, en realidad es buena la teoría.

Despeja a tu chingada madre (si todavía vive)

Hola Rancios!

Que cagado que un viejito que de morro se pajeaba con calendarios de cataratas e indias chichonas ahora se ponga rudi y se arranque con su movimiento pacífico, enseñando el cobre y sacando los mismos discursos pedorros de FeCal, entiendase "Ay la luz en la oscuridad" y "Ay la fuerza de los pacíficos", Germán (come)Dehesa publica una página de internet titulada "Despeja la ciudad". Dirán ustedes "y que chingados tiene que ver lo de los calendarios?" y la verdad es que no tiene nada que ver, nomás que es muy divertido.

Ahora este pelonchas que parece una extraña mescolanza de Manuel Lapuente y Salinas de Gortari, se fusila el rollito del Peje del Rayito de Ejperanha y sale con sus mamadas de que "Hay que sacar a la ciudad de las tinieblas" para que según él nos sean devueltos nuestros rostros. Yo no se a que chingados se refiere, si alguién lo entiende y se siente sinrostrado o como quieran llamarle por favor me lo comunican, para que al igual que al monito este los mande derechito y sin escala a chingar a su madre.

Dice que no es marcha (faltaba más) ni gesto político (faltaba menos) tons que es? R=LUZ, jajaja, que mamila mr. (come) Dehesa. Cada firma ayudará a que el viejito cree una base de datos lo suficientemente amplia como para luego venderla a quien le pague más, si quiere una recomendación, anciano, puede solicitar su pensión como adulto mayor al Gobierno del DF, así no tendrá que andar juntando lucecitas para comerse un taco.

Son 16 imágenes, se necesitan 12500 firmas para liberar una. Si quiero ver una imágen del Palacio Nacional, de la Catedral o de cualquier otro edificio historico lo único que tengo que hacer es subirme al metro y bajarme en la estación Zócalo, no tengo que andar de faldero añadiendome a su base de datos. Si tanto le molesta que la ciudad esté secuestrada ¿por qué no empieza por protestar o sacar de las tinieblas la calle de Izazaga (repleta de ambulantes), Correo Mayor y un largo etc? ¿Por qué hasta que ciudadanos, que por convicción (no por $75.00 diarios como estúpidamente creen algunos) se manifiestan y la viven de la chingada para reclamarle al Gobierno lo que están en su derecho de reclamarle, usted se para de patas y empieza de revoltoso?

No se tratara de que alguien le censuró alguno de sus pedorros escritos, porque entonces si no habría pedo. Señor Germán, más daño le hace usted al pueblo con sus maravillosas ideas, que los manifestantes durmiendo sobre Reforma.

Y conste que no estoy completamente de acuerdo con los metodos del Peje.

Humor Negro

Michael Jackson solía no ser blanco.

FIN

Las lluvias

Mi oficina está muy cerca de la colonia Condesa, la zona de desastre.

La lluvia torrencial que desembocó en la granizada sin precedente (al menos en mi memoria) del miércoles acabó con las jardineras en las que solía limpiar mi zapato después de tener algún accidente debido a mi falta de precaución a la hora de caminar sobre lodo. Las banquetas llenas de hojas secas, de otras frescas pero despedazadas, los anuncions caidos y el pasto arrancado daban cuenta de que mi amigo Oscar no exageraba al decirme que en su casa parecian damnificados de Chiapas (con todo el respeto que me merece esa gente).

Personalmente me caga que llueva, odio llegar a mi casa empapado, pero como con muchas otras cosas que aborresco prefiero ser indiferente. La lluvia no es algo que se pueda ignorar, sin embargo se aprende a vivir con ella, mentalizarme siempre me ha resultado. Una vez que empieza a llover y que siento como el coraje va inundándome simple y sencillamente cierro los ojos y digo: "Ya valió verga!", esa frase amigos, es para mi la máxima expresión de resignación, una vez que se ha superado el temor o cualquier otro sentimiento que anteceda esta exclamación, el solo hecho de pensar en esas tres gloriosas palabras es autoliberador.

Por eso, en vista de que los pronósticos del tiempo no nos son favorables, le invito distinguido lector, a que casi academicamente concentre su energía en el estudio de la autoliberación, mandando todo a chingar a su madre y a exclamar (usted sabrá si como un delicado susurro o como un ensordecedor grito): "Ya valió verga!"