Física Avanzada

Parménides era un gran hijoputa. En general los físicos, los matemáticos, los filósofos y los cantaores del flamenco (estos últimos remarcados con Esterbrook) tuvieron que haber sido llevados a la hoguera sin excepción antes de que siquiera pudieran abrir la boca. Pero como la humanidad (esos ingenuos) tiene la tendencia de preocuparse mas por las putas y las brujas que por estas personas que verdaderamente provocan severos daños a nuestra sociedad y nuestros niños, simplemente dejaron vivir a unos cuantos como el buen Parménides, para que soltara berborrea y chuletada al por mayor.

Sin embargo debo reconocer que hay ciertas cosas en las que esta gentuza tenía cierta razón. El ejemplo que se me viene a la cabeza ahora que son las 11:56 y acabo de llegar a la chamba después de un divertido paseo a bordo de nuestro bonito, eficaz y sofisticado Sistema de Transporte Colectivo Metro, es la conocidisima ley de la impenetrabilidad de la materia. En física esta ley nos dice que dos cuerpos no pueden ocupar el mismo espacio en el mismo momento... patrañas si lo comparamos con lo que en realidad piensan las personas sobre esta ley y la manera tan tajante de pasarsela por la puerta de Alcalá.

Resulta que la gente, en especial las señoras regularmente cargadas de bultos, razonan esto de modo un poquito distinto al de la mayoría de los mortales. A continuación algunos ejemplos:

1.- Si una persona (a la que en adelante nombraremos persona 1) concedora de la ley de la impenetrabilidad está a punto de tomar asiento en el Metro, siempre habrá una señora desconocedora de esta (a la que en adelante nombraremos persona 2) que piense que ambas pueden estar sentadas en el mismo lugar. Generalmente adquiere un nuevo conocimiento sobre algo llamado "Desplazamiento"

2.- Si persona 1 intenta salir del vagón que abordó porque llegó a su destino y no nadamás por chingar a persona 2 como la misma persona 2 piensa, entonces persona 2 razonará que es un holograma y que persona 1 puede atravesarla a ella y a sus bultos (a quienes en adelante nombraremos bultos 1) en el momento que así lo desee, por lo tanto persona 2 cree que no es necesario que se mueva ni que bultos 1 se quiten de la puerta.

3.- Si persona 2 espera en el anden con bultos 1 y otros bultos tirados en el suelo y el tren llega pero persona 2 considera que el tren va demasiado lleno para que persona 2, bultos 1 y otros bultos quepan (chequen la paradoja) persona 2 no se movera ni un centimetro para que persona 1 entre al tren que persona 1 si piensa abordar ya que no carga con bulto 1 ni otros bultos y por lo tanto el espacio en el tren le resulta mas que suficiente. Así que persona 1 se chinga y tiene de dos sopas, o brinca bultos o se cambia de tren mientras observa como se van cerrando las puertas. Para empeorar la situación un desperfecto en el Metro provoca que el próximo tres tarde 15 minutos y llegue llenísimo, lo cual nos remite al ejemplo no. 2.

Bueno, espero que estas pequeñas lecciones de física avanzada hayan sido de provecho para ustedes... puqueques irredentos.

Ya llegó

Señoras y señores, tengo en mis manos el nuevo cd de Pearl Jam... Que chingonería!!

Por fin!

La espera llegó a su fin. Hoy a las 5:00 p.m. llegará a mi.

A HUEVO!!

Maldita Sea!! Falta mucho!!

Ya quiero tenerlo en mis manos...

Esperar todavía una semana y media es algo agonizante. Maldigo la hora en la que me volví adicto a esto.

He aqui señoras y señores, los 12 estupefacientes mas volados de este año.

Life Wasted
World Wide Suicide
Comatose
Severed Hand
Marker In The Sand
Parachutes
Unemployable
Big Wave
Gone
Army Reserve
Come Back
Inside Job

Tan Sincero

Me cagas...

Decirte eso no es lo que amerita sinceridad de mi parte, porque supongo que de antemano lo sabes. Lo que realmente requiere que me desnude emocionalmente es confesarte que, efectivamente, hace unos 3 años pendejeaba un poco por ti.

Salud

Ballet

Con una mano te tapo la boca, con la otra te pico las costillas, porque cuando lo hago contraes ciertos músculos... humm, ciertos músculos.

Luego te doy vuelta, sólo para contemplar tu espalda que es casi perfecta; en su color, en su definición muscular, en como termina deliciosamente marcando tu casi perfecta cintura. Después te muerdo los hombros, porque eso siempre te hace gemir, no como cuando hacemos el amor, mas bien es como un gemido nervioso... y eso me excita. (MUCHO)

Me gusta cuando te acuestas de lado y mueves tu cadera de esa forma que parece no tener sentido, de un modo que haría a cualquiera preguntarse ¿Qué diablos hace? pero que al hacerlo conmigo conoces perfectamente el efecto.

Es un pin pon de cachondeces; yo te hago, ahora yo, ahí te voy, ahí te va, ya me llego, ya se me fue. Y lo único que parece mantenerse inmóvil son mis ojos bien fijos en las zonas mas torneadas de tu casi perfecto cuerpo. Tú siempre los tienes abiertos, esperando mi reacción a tus mordidas, a tus besos, a tus caricias e incluso a tus miradas. Yo cierro los ojos y me aguanto todas las cosas que me estás haciendo sentir para que no claudiques, para que continues con la exquisita tortura.

No se como, pero se cuando llega mi momento y entonces te agarro de las manos, las apretujo contra tu pecho y hago que pegues tus caderas a mi cuerpo. Eso siempre te hace inclinar la cabeza y con mover un poco tu cabello queda completamente descubierta tu nuca, lista para recibir una buena dosis de mordidas. Algunas veces, por la intensidad del momento, se me olvida que nunca te quitas los aretes y me pico la lengua, pero ¡que me importa!

Casi nunca me doy cuenta de como hiciste para llegar hasta ahí, simplemente comienzas a moverte. No se si yo te lleve o si tú fuiste, y la verdad es que nunca puedo fijar mi atención en meditarlo, solo puedo prestarle atención a tu cabello, que cuando te acabas de bañar se te pega al cuerpo y empieza a escurrir. Deja caer frias gotas de agua que cuando llegan a mi estómago se evaporan.

Y así; el vapor, mi respiración y la tuya, montan un extraño ballet en al aire.