Por 15 metros

Nunca he entendido por que la gente es así.

Anoche reporteros de Telerisa que seguían la gira de López Obrador (nuestro Mesias Tropical) se estamparon contra una camioneta que transportaba garrafones de agua en la carretera Villahermosa-Nacajuca, en el madrazo falleció el camarógrafo Ramón Manjarrez y quedaron heridos el reportero Arturo Cerda, el camarógrafo Ricardo Bravo y el asistente Erik Toledano. Todo este desmadre porque al carnalito que iba manejando se le hizo que iban muy lejos del contingente y valiendole madre la vida de los compañeros intentó rebasar a un automóvil que iba adelante, mala idea cuando vas en carretera, ya que generalmente se tratan de pistas de un solo carril tanto de ida como de regreso.

Yo mismo fui testigo de un accidente similar hace pocos días, en la carretera Mexico-Pachuca. Resulta que a un automovilista se le hizo que el autobús en el que yo viajaba iba muy despacio, tons al igual que el compadrito ya mencionado, intentó rebasarlo y cual es su sorpresa al ver que un trailer venía en el carril de contraflujo, el madrazo se escucho bien cabrón, dudo que los del automóvil hayan salido ilesos; es más, dudo que no haya habido muertos.

Muertes como esas deveras me emputan, tal vez tanto como las muertes por sobre dosis o por congestiones alcohólicas. Se me hace completamente estúpido que por avanzar 5, 10 15 o si queren hasta 20 0 30 metros arriesgues no solo tu vida, sino la de tus acompañantes, que a lo mejor les cagaba tanto como a mi ese tipo de acciones. Entiendo que a veces es desesperante que el autobús de enfrente vaya a 30 por hora ¡Pero carajo! ¿Tanto como para poner en riesgo tu salud o la de otros?

Esa misma actitud se repite en la ciudad, en las calles y avenidas. Gente pendeja que por avanzar una cuadra se pasan los altos, sólo para que en la siguiente esquina otro semáforo en rojo los detenga. Aquella gente estúpida que no entiende que la luz preventiva no se creó para que aceleres y te de chace de pasar, sino para que disminyas la velocidad y alcances a frenar en el lugar adecuado y no medio coche sobre el paso peatonal.

Enserio chavos, no mamen. Si les vale reberendo pibote su vida, porfa please, tengan un poco de consideración por la de los samaritanos que cruzamos avenidas y tomamos carreteras no por mero gusto, sino porque nos es necesario. A ver ¿Con que cara va a ver este pinche camarografillo a la familia del otro que se quebró, si ya todo mundo publicó que él iba manejando? ¿Qué se sentirá que tú, que tomaste la desición de rebasar donde no debías, sigues vivito y coleando y otro carnal que ni la debía ni la temía ya colgó los tenis?

1 comentarios:

Eratóstenes Horamarcada dijo...

No faltó el pendejo que dio a entender otra cosa en sus noticieros...