Del helado con dos gustos y los paises tercermundistas

A ver, primero intentaré dejar claro que significa aquello de los dos gustos.

Según entiendo, aplicado al honorable oficio de la heladería, dos gustos es como pedir dos bolas de sabores diferentes. Según se dice aquí los habitantes de Montreal han sido durante siglos limitados sepa usted si por gobiernos autoritaristas o conformismo histórico a degustar en un mismo vasito solo una bola de helado (un gusto), lo cual me parece (en cualquiera de los dos casos) un hecho abrumador.

Al igual que ustedes yo también supuse que se estaría hablando de otro Montreal, tal vez alguna región olvidada al sur de África o cerca de donde encontraron a los pescadores caníbales ¿Cómo era posible que en un País tan desarrollado culturalmente como lo es Canadá, la gente se viera sometida o resignada a solo embutirse una sola bolita de helado? Cual sería mi sorpresa al hacer investigaciones serias (porque este caso en particular me lo exigía) y enterarme de que efectivamente, se trataba de Montreal, Canadá.

Por años hemos sido catalogados como un País si no Tercermundista, sí al menos muy cerca de serlo. Sin embargo en este País jodido, en donde la democracia vale para pura madre; donde nos burlamos de las cosas mas serias como el fut bol, el Gobierno, la Patria, las Instituciones, la muerte y hasta la madre, nunca, por ningún motivo, nos quedamos con el anotojo de una bolita más de helado.

Puede que en Canadá puedas dormir dejando tu casa abierta y sin miedo a que alguien entre y se robe algo, pero ¿qué setido tiene esto si no hay bolita extra que te roben? Por eso desde aquí, este cuchitril, yo le propongo a este o al siguiente Presidente de México, que antes de enviar jardineros a los Estados Unidos envié paleteros a Montreal, para que instruyan a esa pobre gente que vive en la desdicha de "un solo gusto por vasito" y se pueda lograr una sociedad plena, con todos los gustos que quieran (de todos modos pocos somos los que soportamos más de tres). Así y solo así tal vez Canadá vuelva a ser ese destino con el que sueño todas las noches (menos cuando sueño con un helado de tres bolas), ese lugar mágico al norte en donde todas mis esperanzas de un futuro en paz y tranquilidad recaen, además de que Santa Claus llega más rápido.

Por eso he decidido sumarme al movimiento que estos inovadores chicos han inciado, como un miembro activo de la cruzada 1H=2G. (sin necesidad de subir paginitas melancólicas con analogías pedorras de lágrima como el pelonchas Dehesa)


5 comentarios:

Paola dijo...

Search, neta que yo te quiero pa presidente!!!

narcozombie dijo...

todos los vendedores de nieve violan niños

Veris dijo...

Jaja, muy bueno el articulo, que se sepa en todo el mundo!

. o O M e l i S e r O o . dijo...

SISISISI vamos que somos cada vez mas los que nos unimos a la campaña 1H=2G!
Me da mucha bronca (estoy hecha una vieja reaccionaria) ver que el precio del helado es POR BOLA y no por "un todo"... desastres primermundistas.

Saludos

Mel Reaccionaria.

. o O M e l i S e r O o . dijo...

me olvidaba.
1- me gusto el termino PELONCHAS. lo voy a usar. No se muy bien para que, pero prometo usarlo en al menos 5 frases a la semana.

2- manden paleteros, esta gente necesita capacitacion. Esto es una dictadura del helado monosaborico.