Cuento chino creado en Grecia

Eso es la democracia en este País, el fraude en contra de la indiscutible victoria de Andrés Manuel López Obrador no hace más que corroborar esta afirmación. Una vez más hemos visto que en la lucha por la silla, el partido en poder y espeficicamente el Presidente, abastece con cuchara grande recursos para que el candidato de su preferencia (sin que este sea necesariamente de su partido como en 2000) logré su cometido. La guerra sucia no terminó con los cierres de campaña, apenas concluía la primera fase que era amedrentar a los votantes por medio de la campaña del miedo, difamar e injuriar al candidato puntero hasta el cansancio, buscando nexos que en ocaciones sonaban ridículos, prácticas que en un País tan desinformado como México suelen traer resultados favorables para quien las lleva a cabo.

Los medios masivos de comunicación, como siempre en su papel de títeres, siguieron el guión que les impusieron al pie de la letra, Joaquín López Doriga y su séquito (hasta que Lorenzo Meyer llegara a darle su estatequieto al lamebotas de Trujillo), de Javier Alatorre ni hablar, todos, incluso mi mayor decepción Denisse Dresser (persona a la que solía admirar y a la que yá alguna vez El Beam se había referido como gris comentarista cuasi-fascista, opinión que ahora comparto) se vieron como viles muñecos ventrílocuos.

No dudo que poco a poco se vendrán presentando evidencias cada vez mas contundentes del fraude, pero tengo la misma certeza de que estas serán ignoradas como en los casos Hildebrando y el Padrón (creo que no tengo que dejar clara la diferencia entre Padrón y Listas Nominales las cuales es completamente legal que tenga cualquier partido político) que Felipe Calderón tenía en su poder. El caso Hildebrando fue sonado porque Andrés Manuel lo hizo público en cadena nacional y sería muy descarado que los medios no mencionaran nada al respecto, pero después de cierta dosis ya no se volvió a tocar el tema a pesar de que nuevas evidencias salian a la luz día con día. El Padrón de Felipe parece que ni sucedió, mas allá de lo que Carmen Aristegui en sus programas de Televisión y Radio ha hecho público, ningún otro medio además de La Jornada ha hablado al respecto, si lo han hecho es en rincones en los que suelen estar los informes financieros que muy poca gente lee, en las dos grandes cadenas de televisión en México ni sus luces.

Ahora Fox propone una segunda vuelta buscando legitimizar esta partida jugada con dados cargados, bien sugiere el monero Hernández en uno de sus cartones que el Presidente quiere una segunda vuelta porque se quedaron con muchas y bonitas marranadas sin hacer.

Mientras tanto el IFE, Fox y después el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se deben andar con muuuucho cuidado, yá en el tema del desafuero se les demostró que México está harto de sus cochinadas, López Obrador les demostró que no se va a quedar con las manos cruzadas y que la gente que se siente traicionada por sus instituciones y fastidiada de los engaños por parte de sus gobernantes tiene la fuerza suficiente para poner y para quitar... Ojalá la mesura representada en el Daniel Cabeza de Vaca que hizo recapacitar a Fox y le advirtió de los peligros de continuar con el desafuero, resurga en alguien que le haga entender al Presidente que esa democracía de la que tanto parloteó durante estos seis años está a punto de irse por el caño de la elección de Estado.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Where did you find it? Interesting read » » »