Ballet

Con una mano te tapo la boca, con la otra te pico las costillas, porque cuando lo hago contraes ciertos músculos... humm, ciertos músculos.

Luego te doy vuelta, sólo para contemplar tu espalda que es casi perfecta; en su color, en su definición muscular, en como termina deliciosamente marcando tu casi perfecta cintura. Después te muerdo los hombros, porque eso siempre te hace gemir, no como cuando hacemos el amor, mas bien es como un gemido nervioso... y eso me excita. (MUCHO)

Me gusta cuando te acuestas de lado y mueves tu cadera de esa forma que parece no tener sentido, de un modo que haría a cualquiera preguntarse ¿Qué diablos hace? pero que al hacerlo conmigo conoces perfectamente el efecto.

Es un pin pon de cachondeces; yo te hago, ahora yo, ahí te voy, ahí te va, ya me llego, ya se me fue. Y lo único que parece mantenerse inmóvil son mis ojos bien fijos en las zonas mas torneadas de tu casi perfecto cuerpo. Tú siempre los tienes abiertos, esperando mi reacción a tus mordidas, a tus besos, a tus caricias e incluso a tus miradas. Yo cierro los ojos y me aguanto todas las cosas que me estás haciendo sentir para que no claudiques, para que continues con la exquisita tortura.

No se como, pero se cuando llega mi momento y entonces te agarro de las manos, las apretujo contra tu pecho y hago que pegues tus caderas a mi cuerpo. Eso siempre te hace inclinar la cabeza y con mover un poco tu cabello queda completamente descubierta tu nuca, lista para recibir una buena dosis de mordidas. Algunas veces, por la intensidad del momento, se me olvida que nunca te quitas los aretes y me pico la lengua, pero ¡que me importa!

Casi nunca me doy cuenta de como hiciste para llegar hasta ahí, simplemente comienzas a moverte. No se si yo te lleve o si tú fuiste, y la verdad es que nunca puedo fijar mi atención en meditarlo, solo puedo prestarle atención a tu cabello, que cuando te acabas de bañar se te pega al cuerpo y empieza a escurrir. Deja caer frias gotas de agua que cuando llegan a mi estómago se evaporan.

Y así; el vapor, mi respiración y la tuya, montan un extraño ballet en al aire.

8 comentarios:

anaita dijo...

wow

q bonito

abrazos

el mangos dijo...

constantemente escribian poemas y cuentos cortos y aunque no los comprendian se quedaban como absortoooooss....
jeje no pues si te quedo chido este cuentito.

Conflictiva dijo...

AAARRRRRGGGGGGGGGGHHHHHHHHHHHH!!!!!
que cachoooondooooooo viteh?

skene dijo...

que me he quedado sin palabras :O

Inconexa dijo...

auuuuuch.... kinda inspiring.. ahorita vengo..
jajaja

Eljudio dijo...

unase al BOICOT!! saludos y buen inicio de semana!!

Paola dijo...

Ese mi search! Que bueno esta tu blog y este último post, que lindo esta!!!
Besitos :D

Ismael Lares dijo...

hey! de seguro todo esto salió por Pan Dulce Agustina, vdd...jejeje