Las Pajas

Masturbación. Pajas. Manuelas. Manivelas.

Distintos nombres para uno de los actos más importantes en la vida de todo hombre. Hasta ahora, se creía que siempre son motivadas por un deseo sexual imposible de satisfacer en pareja. Pero el prestigioso autor Myca Vykos, junto con alguno de sus colaboradores de la Universidad del Pimiento Jalapeño, han llegado a identificar múltiples diferencias en la motivación de estos actos que tantas satisfacciones nos han dado. He aquí esta perla de sabiduría:

1. La paja viciosa. Es la paja por excelencia, la que hasta ahora se creía la única. Es la que te haces simplemente porque traes ganas y punto. Tiene una variante conocida como la paja dedicada, y es aquella que te haces cuando ves una nena que te pone como campeón y te la machacas pensando en ella, antes de que el recuerdo se evapore de tu mente.

2. La paja ociosa. Es aquella que te haces sin ningún tipo de motivación sexual, simplemente porque te aburres y no tienes nada que hacer. Es la que se da en esas largas tardes de verano, cuando estás de vacaciones y tus colegas chambean hasta las nueve y todavía son las siete y no sabes cómo matar el tiempo hasta que llegue la hora de irse a chupar. Si el nivel de aburrimiento es muy alto, puede derivar en la paja experimental, que es cuando te da por hacer pendejadas como pelártela con la mano izquierda (o la derecha si eres zurdo), con crema o con la mano fría.

3. La paja anti stress. La que te haces en momentos criticos buscando no la satisfacción sexual (que nunca viene mal), sino la relajación posterior. Es lo que sueles hacer el día antes de un examen o de tu primera cita con ese bombón rubio.

4. La paja Valium o somnífero. Son las cuatro de la mañana en verano, no te quedas dormido ni viendo la ópera del canal 22 y mañana te tienes que levantar a las ocho... Pues eso, a sudar antebrazo y en cinco minutos estás roncando. Existe una variante llamada paja Advil, que te la haces porque te duele la cabeza, con la intención de calmarlo (nada más lejos de la realidad).

5. La paja higiénica. Por extrañas circunstancias de la vida, llevas una larga temporada de inapetencia sexual y hace tiempo que no vacías el acumulador. Se hace imprescindible en momentos así darle al manubrio para evitar las molestas e incómodas explicaciones de poluciones nocturnas.

6. La paja celebrativa. Has conocido a una chica mamirreina y finalmente ha aflojado... a la chigada!!, cuando llegas a casa te la pelas para celebrar.

7. La paja sorpresiva. Estás tan tranquilo, notas algo raro, miras hacia abajo... ¡Ah chinga! ¿Y esto? Te das cuenta de que estás en situación comprometedora y no sabes por qué. Pues bueno, ya que estamos, habrá que aprovecharlo

8. La paja Macaulay. Te la haces simplemente porque estás "Solo en casa".

9. La paja preparativa. Has quedado con una linda señorita que va a servir para que des rienda suelta a tus más bajas pasiones, pero no quieres quedar mal... ¿qué mejor que una buena manuela para evitar desagradables caídas del sistema de forma precoz? Existe un subtipo conocido como paja preventiva, y es la que te haces cuando tienes que hablar en público y no quieres quedar mal por culpa de una inoportuna e imprevista erección.

10. La paja rutinaria. Pues bueno, porque siempre te la pelas los viernes a las siete y media o el sábado después de comer, para no perder las buenas costumbres...

11. La paja reto. es aquella que te haces simplemente por lo bien que queda conceptualmente habérsela hecho. Dos subtipos: por cantidad ("tengo que llegar a la séptima", suele desaparecer con la pubertad) y por lugar también conocido como paja estandarte (en lugares raros, como en clase, o en el baño de la capilla...)

12. La paja innovadora. La primera. Tiene un no sé qué de misterio, de no saber qué va a pasar... finalmente te abre las puertas de un mundo nuevo, pero es una lástima que sólo ocurre una vez en la vida.

Recordemos, para finalizar, esa gran perla de la sabiduría popular: "Adolescencia es la etapa de la vida de un hombre en la que aún cree que la masturbación es algo pasajero"

11 comentarios:

Eljudio dijo...

que onda mi amigo!! pues muy interesante el tema hee!! muy de actualidad!! cuidese mucho y que pases un excelente fin de semana!! cuidate!! bye

anaita dijo...

apenas ayer, llegue aqui y me encontre con una invitacion a leerte por msn.

me da gusto q estes de regreso.

te extrañe.

abrazos fuertes para ti y rebienvenido

Huevo dijo...

Carnal, ya se habia tardado.

Y que chulada de post, yo soy fan de la paja ociosa.

Padrenatas dijo...

Jajajaj, bienvenido seas de nuevo brother, pues así es esto da las chamarras (chaquetas). Y sí, recuerdo mi primera paja, te abre algo que nunca antes había probado.

Nunca se ha preguntado "¿cuantas pajas llevaré en este momento de mi vida?"., jajaj saludos bro y que bueno que estés de regreso.

Huevo dijo...

Chale pinche Padrenatas, ora voy a estar haciendo cuentas toda la noche...


...una, dos, tres....ochenta y cuatro.......dosmil cincuenta y seis...

el mangos dijo...

jajajaja este post me recordo una variante mas que me platico un brother de la escuela la famosa "chaira islita" esta pocamadre.
y ya se habia tardado en reabrir el changarro.

Huevo dijo...

Un amigo hacia una llamada "La Traicionera":

Es hacerce una chaqueta viendose las nalgas en un espejo.

jajajaja

* Punky * dijo...

Un amigo? si claro...

Ey search sabia ke volverias, esto es igual de adictivo que la heroína...

Te quiero mil, nunca cambies!

search monkeypox dijo...

Jajaja!! les digo que este tema es para largo
Saludos a todos, se les extrañó

Eljudio dijo...

que onda!! como estamos? saludos y cuidese mucho!! buen inicio de semana!!

Guffo Caballero dijo...

Carnal: Bienvenido de nuevo a la blogósfera, snif. ¡¡¡Cómo lo estrañé!!!